shipping
Envío gratis a partir de 149 €
gift
Regalo gratis a partir de 150 €
¿Cómo encerar bien tus esquís?

¿Cómo encerar tus esquís?

cómo encerar tus esquís

El encerado de los esquís es un arte. Y es muy importante para que su equipo funcione bien a largo plazo. En este artículo, encontrarás todos nuestros consejos sobre cómo encerar y hacer el mantenimiento a los esquís o tu tabla de snowboard; así como qué herramientas son imprescindibles y los gestos básicos que debes recordar.

 

Lo que hay que saber


La preparación para el esquí consta de 2 pasos: afilar los bordes y  encerar la suela. Es importante hacerlo en este orden ya que el encerado eliminará los restos de hierro y la suciedad del afilado.

Para que tus esquís duren con el tiempo, sean eficientes y cómodos de esquiar, es importante preparar y de hacer un mantenimiento del esquí. Este mantenimiento comienza con un simple gesto después de cada día de esquí: una limpieza de la suela y de los bordes para evitar que se oxiden con la humedad.

 

  Afilar los bordes

Para uso recreativo, el ángulo de afilado está entre 90° y 88°. Se realiza mediante una escuadra con un ángulo predefinido y una lima. Es importante trabajar el esquí tirando de él hacia ti, para que consigas astillas uniformes. El borde debe estar liso y limpio, sin ninguna adherencia (se puede utilizar una piedra de diamante para el acabado). Al final del proceso de afilado, utiliza un cepillo para eliminar las pequeñas asperezas para que no obstruyan tu base.

 

 Encerado de esquís

El encerado mejora el deslizamiento y el rendimiento, es un producto hidrofóbico que repele el agua, pero que también protege la suela después de las sesiones de conducción en nieve abrasiva (nieve encañonada, nieve helada...). Existen varios tipos de ceras en función de la temperatura de la nieve, la temperatura del aire, el grano de la nieve, la hidrometría... etc. Para las actividades de ocio, puede elegir una cera universal que sea bastante versátil en cuanto a los rangos de temperatura.

En Vola, Existen 3 tipos de ceras basadas en 3 colores: Azul para temperaturas frías, Rojo para temperaturas intermedias (entre -5° y +4°) y Amarillo para temperaturas cálidas.

Cuanto más enceres tus esquís, más se deslizarán. ¡Lo importante es encerar con regularidad!

  • - Primer paso: limpiar la suela con un cepillo de bronce con cerdas de latón para eliminar cualquier residuo de cera o suciedad.
  • - Segundo paso: plancha de encerado. Es importante tener una verdadera plancha de cera con control de temperatura para aplicar la cera de la mejor manera posible y no quemar tu base. Trabaja siempre en la dirección del deslizamiento: de la punta al talón. No es necesario aplicar mucha cera, unas pocas gotas son suficientes a lo largo del esquí.
  • - Aplica la cera con la plancha poco a poco para que se derrita, sin permanecer inmóvil para no quemar tu suela.
  • - Antes de raspar los esquís, deja que la cera se seque durante al menos 1 hora para que pueda penetrar en la base.
  • - Para eliminar el exceso de cera, utiliza una espátula de plástico y empuja la cera siempre desde la espátula hasta el talón. Para eliminar la máxima cantidad de cera, utiliza el cepillo bronce y por último el cepillo nilón.

El último paso es ensamblar los esquís con un correas de esquí para evitar que las suelas se toquen y los esquís se crucen. Al final de la temporada de invierno: encera sin frotar para dejar una capa protectora para el verano.

Descubre nuestro sección de mantenimiento de esquís

 

Descubre el curso completo de encerado en vídeo: